¿Le gustaría disfrutar de esta vista?

¿Te gustaría disfrutar de estas vistas?


Restaurante As Garzas, en Barizo (Malpica de Bergantiños)

 

 

Restaurante As Garzas (Tfno.: 981 72 17 65):

Unos 4 kms. antes de llegar a Malpica, tomaremos una desviación a nuestra izda. que se indica como a Barizo/Esteiro, y por la que, dejando a nuestra derecha una desviación a Esteiro, y siguiendo siempre de frente, llegaremos a la ensenada de Barizo.

Muy afamado en la zona, pero -en Junio 2002- hallamos, al menos, tres inconvenientes (parece que superados, vid. infra):

Por lo demás, la decoración es bastante agradable: un bonito suelo de tarima, buenas vistas al mar y, de día, buena luz natural. La carta se centra en un surtido de mariscos y pescados (los pescados que vimos en 2002, podrían ser los típicos de piscifactoría, no obstante, vid. infra). Una recomendación subjetiva y personal: no caiga en el error de pedir las "Judías de Ponteceso con Almejas" (en 2002...¡¡12 €!!, o sea, 2000 Pts., precio excesivo para los ingredientes empleados, pues no se trataba, evidentemente -ni personalmente lo aprobaríamos- de almejas de Carril): como todos los platos que vimos, muy bien presentadas, eso sí, (aunque el perejil no siempre es recién picado: lamentablemente, solo se usa como adorno) pero con unas judías francamente bastas (y, sin embargo, las hay de excelente calidad en la zona). En conjunto, un plato muy bonito, pero insípido.

Un "Albariño de Cosechero", bastante vulgar y no suficientemente frío, nos costó -en 2002- 9 € (precio que personalmente estimamos excesivo, sobre todo porque no se trataba de uno de aquellos añorados albariños "caseros, familiares" que podíamos degustar, hace ya bastantes años, en la zona de Gondar, Bichona, inmediaciones de La Lanzada, etc...). Más le valdría, a este y muchos otros restaurantes de la zona, ofrecer un tradicional "Ribeiro blanco" (el naturalmente turbio, que llamaban "del país", no el de etiqueta, de irreconocible transparencia y clara vulgaridad; eso sí, en limpia copa de cristal, o en el clásico tazón, pero nunca en las ridículas tacitas que surgieron en los años 60), de los de cuba -aunque sea de castaño y no de carballo/roble- (pero eso sí, que sea fresco y recién obtenido de la espita). Sin duda, para ello, hay que vencer ciertas dificultades (sobre todo, administrativas)... pero no deberían desanimarse y mantener las buenas tradiciones. Vean si no los hosteleros gallegos el indudable éxito que han obtenido los "txoxos" en las "sidrerías vascas" de las grandes "metrópolis" (en Madrid o en Barcelona).

Los dueños de Las Garzas, lo fueron -o eso nos dijeron- antes del restaurante "Chitón" de Santiago.

NOTA: el 04/02/04 recibimos una llamada de "Fernando" quien dijo ser su propietario, notoriamente molesto con nuestra reseña. Fernando nos aseguró que ya admite las tarjetas de crédito, que el servicio del comedor ya trabaja uniformado y, sobre todo, insistió en que en su establecimiento ¡¡jamás se sirven pescados de piscifactoría!! Quede constancia: dimos nuestro parecer por cuanto vimos, comimos y pagamos; pero -es evidente- esa tan solo, es nuestra subjetiva opinión: desde aquí, invitamos a cualquiera a corroborarla o rectificarla, porque el sitio puede aspirar a mucho más de lo que pudimos comprobar en el 2002 (y que conste que no hemos dado el mismo trato a otros bruscos y primitivos "restauradores" de la zona, a los que, ante sus inadmisibles y muy torpes coacciones, hemos optado por ignorar).

Fernando se empeñó igualmente en que lo que nosotros habíamos comido eran "habas" y no "judías", porque -y lo decía muy enfáticamente- lo que tomamos, en Galicia, se llaman "fabas" (y no negamos esto último, pues ese es ciertamente el nombre en Gallego, cuyo uso defendemos como el primero; en Asturias -que no en "Asturiano" (del "bable", nada o muy poco sabemos)-, y en plural, "fabes", pero en singular, lo mismo: "faba").

Comprendiendo que Fernando se precipitaba al traducir la f gallega por la h castellana -la regla habitual-, tratamos de explicarle -al parecer, inútilmente- que, en Castellano (la lengua en que escribimos esta página), se utiliza habitualmente la expresión "judías blancas" para denominar el guiso de las habichuelas... o judías (conviene saber que, en Asturias, la "fabada" por excelencia lo es, en realidad -y cuando nos expresamos en Castellano-, de judías que no de habas).

En Castellano, la "judía" -del árabe "yudiya"- es la alubia (en esto si acertaba Fernando) y es, precisamente, el equivalente a la "faba" gallega (plural, "fabes" en Asturias, pero "fabas" en Galicia), la de la "fabada" por excelencia (la asturiana).

"Haba", en castellano, es también una papilonácea bastante parecida a la "judía", pero mucho más basta (aunque sí agradable cuando se trata de habas... pero tiernas, muy jóvenes).

No le haremos por tanto el mal favor a Fernando de despistar a sus posibles clientes "castellano-parlantes" (que sin duda aspirarán preferentemente a tomar finas "judías" y no las bastas "habas").

Eso sí, esperamos que a cambio, Fernando -en quien tras su infundada cólera adivinamos buena voluntad- seleccione mejor la calidad de las "fabas" que nos pone en la mesa -en esas tierras, las hay excelentes-, y deseche las de piel basta que un día nos dio.

 

(IR a la Página Principal)