¿Le gustaría disfrutar de esta vista?
¿Te gustaría disfrutar de estas vistas?


El Monte Blanco

El Monte Blanco no es sino esa ladera enarenada que observamos (en la foto, a la dcha.) en el maravilloso paisaje de la desembocadura del río Anllones.

El estuario del Anllones

Pero, si lo que vemos desde la carretera es hermoso, la vista desde lo alto del Monte Blanco, es impresionante. Y no solo nos llamará la atención el panorama; las piedras que por allí veremos son auténticas esculturas creadas por la imaginación más poderosa: la de la erosión de miles de años.

Desde la cima del Monte Blanco

Para llegar en coche hasta el Monte Blanco, hay que ir a Ponteceso, desde donde se toma la carretera a Corme. Al llegar al Km.8 de la carretera AC-424, (ver mapa) iremos muy despacio y con toda la atención pues, a unos 400 metros, justo en una contracurva muy cerrada, sale de frente la carretera a Balarés. Desde ese punto, a algo menos de 1,5 Km. encontraremos, a nuestra izquierda la pista que sube al Monte Blanco; a nuestra dcha., el curioso(?) cruceiro de Las Traviesas.

Si, al volver del Monte Blanco, tomamos la carretera hacia la izquierda, llegaremos a la Playa (y Restaurante) de Balarés, donde se dice que atracaban los submarinos alemanes durante la 2.ª Guerra Mundial para cargar secretamente el wolframio que precisaban para el acero de los blindajes.


(IR a la Página Principal)