¿Le gustaría disfrutar de esta vista?
¿Te gustaría disfrutar de estas vistas?

Ruta: Cereixo-Nemiña-Faro de Touriñán

 

Los objetivos de esta excursión son dos: la playa de Nemiña -la única de la Costa da Morte que mira al Sur- y el auténtico Finis Terrae: el Cabo Touriñán (ver al final de esta página)

Salir de Laxe por la "carretera de arriba" (a Camariñas). Se pasa por Soesto, después por Traba y se sigue en dirección a Camariñas hasta que, en Ponte do Porto, giramos a la izquierda (dirección Muxía) y seguimos por un paseo paralelo al Río Grande (a nuestra derecha), a cuyo final, se ve uno de los mayores hórreos de Galicia y se adivina el impresionante Pazo de Cereixo, precedido por otras interesantes casas.

Al final del paseo, la carretera se estrecha y asciende hasta una curva a izda., a cuya derecha sale la de entrada al precioso complejo del Pazo de Cereixo, cuya visita recomiendo.

Tras la visita, seguimos en dirección a Muxía hasta Muiños, donde estaremos atentos a una desviación que sale a izda. (desde aquí, las indicaciones nos servirán de poco) en medio de una curva a derecha. Sabremos que hemos acertado porque veremos enseguida a nuestra izquierda un colegio. Un poco más adelante, en una ferretería (a nuestra derecha), tomamos un carreterín que sale a la derecha y poco después, llegamos a un cruce completamente transversal (una carretera que, por nuestra derecha, viene de Muxía), en el que seguiremos de frente, unos 5 Kms., hasta que llegamos a una aldea (Viseo), donde lo mejor es preguntar el camino a Touriñán (hay que ascender, en el primer cruce a derecha y luego tomar una carretera a nuestra izquierda, en la parte alta de la aldea).

Como a un kilómetro y medio de Viseo (los locales, dicen "Viseu"), hallaremos un cruce (N 43º 02' 05,2'' / W 9º 15' 15'').

Para ir primero a Nemiña, tomamos la carretera a nuestra izquierda (si fuéramos a Touriñán, a la derecha) y, a algo menos de 600 metros, en el siguiente cruce (N 43º 01' 48,6'' / W 9º 15' 01,6''), tomamos la carretera a izquierda. A unos 1200 mts. llega por nuestra izquierda un carreterín. Seguimos de frente unos 300 mts. más, donde, a nuestra izquierda, baja la carretera a la preciosa Playa de Nemiña.

Aún quedan playas solitarias...

En el extremo Oeste (a derecha, mirando al mar), hay un par de edificios.

Uno, de frente al mar, es una "Casa Rural" (alquilan habitaciones, aunque en invierno, no hay nadie allí).

El otro (a la derecha, mirando al mar), es el Restaurante Saburil (Tfno.: 981 72 78 89). Conviene avisar antes de ir, porque no siempre tienen algo preparado. Especialidad: arroz con bogavante, en Dic 2004, 40 Euros. Pero, avisando con tiempo, también preparan algún guiso ("Carne asada", un estupendo guiso, generalmente de morcillo), o puede encargar algo de pescado, o de marisco (pero, si no quiere sorpresas desagradables, negocie antes el precio).

En todo caso, la vista desde el comedor, merece la excursión:

 

Desde Nemiña, retrocedemos (2,5 Kms.) hasta toparnos con la carretera que, a nuestra izquierda, nos llevará a Touriñán, cuyo pueblo dejaremos a nuestra izda. para proseguir hasta el Faro (o, mejor los faros, pues encontraremos dos: el antiguo, del S.XVIII y el nuevo). Al paso, dejaremos a nuestra izquierda una curiosísima aldea, toda en piedra, hoy abandonada. Conviene fijarse atentamente en el entorno, particularmente, en las piedras, fantásticamente erosionadas, nos fijaremos en la línea curva del inmenso horizonte...

 

Las piedras erosionadas...

Aparcaremos finalmente junto a los faros y, pasearemos en cualquier dirección... esperando al atardecer:

El atardecer en el verdadero Finisterrae

El Cabo Touriñán, es el auténtico Finis Terrae, pues está algo más al Oeste que Finisterre (Cabo da Nave). Sus 9 º, 18' y 00 segundos Oeste (W), es decir, siete segundos de arco más que el Cabo da Nave, tienen la culpa.

Pero el punto más occidental de la Península, y del continente europeo, está en Lisboa: el Cabo da Roca: 9º 29' 54'' W

Sin embargo, a lo largo del año, por la posición relativa del planeta (el eje de rotación varía a lo largo del año) con respecto al sol. el continente europeo (descontando las islas) cuenta con cuatro puntos donde contemplar el último rayo de sol: Touriñán, el cabo da Roca (Lisboa) y los de Vardetangen y Nordkinn en Noruega que se van turnando este privilegio de contemplar el último rayo del sol.

Desde el equinoccio de primavera (21 de Marzo), la luz llena más el hemisferio norte, y la posición de Touriñán (el extremo occidental del territorio peninsular español) encabeza durante unos días esa carrera de la luz solar, tras haber acabado el trono de Roca, y antes de que lo ocupe Vardetangen. Luego, desde mediados de Agosto, hasta (aproximadamente) el equinoccio de Setiembre (21 de Setiembre), Touriñán recupera ese privilegio.

(IR a la Página Principal)