Laxe: Santa María de la Atalaya


El Románico Marinero: un raro retablo


Para ver como llegar desde cualquier sitio, PULSE AQUÍ ¿Necesita AYUDA? PULSE AQUÍ
GPS, Latitud: 43.22274 (43° 13′ 21.864″) | Longitud: -9.00491 (-9° 0′ 17.676″)

 

(Fotos: a principios S. XX y en 2004) Nótese que, por un curioso efecto de la niebla, en la foto antigua “ha desaparecido” el Monte da Insúa que vemos en la foto moderna. Obsérvese también que, aunque hoy no se aprecia, la Iglesia se construyó sobre un pequeño acantilado (de ahí seguramente su nombre: “de la Atalaya”).

Es la Iglesia prototípica de un pueblo marinero. Nótese ahora su verdadera elevación sobre el mar. En tiempos, parece que su torre disponía de una batería de cañones protegiendo la entrada de la ría. Algunas informaciones sitúan esos cañones en un atrio, confundiendo la explanada que rodea el edificio con un atrio (que no hay puesto que un atrio es un espacio, generalmente cercado y, que en todo caso antecede a la entrada de un edificio, y no uno que lo rodea). Dichos cañones serían, o podrían ser, unos que aparecieron con motivo de las primeras obras del muelle.

A lo largo de su fachada sur, veremos interesantes tallas de la segunda mitad del S.XV, una ¿la Virgen?, en su hornacina original, y otras tres (Santa Ana con el niño, San Fco. de Asís y un Angel), que debían hallarse antes en el muro original, un tanto caprichosamente distribuidas en una escalera posterior incluso a la torre del S. XVI (como demuestran sus bloques, regulares en la torre, irregulares en la escalera), que accede al campanario.

Al llevar a cabo, hacia 1950, una restauración tras un incendio que, al propagarse por el retablo de madera existente, seguramente del XIX, al menos, tuvo la virtud de descubrir un fantástico y raro retablo románico de transición, en piedra, con escenas de la Resurección:

 

El retablo, originalmente, estuvo policromado y el pie del Cristo que vemos (ampliar detalle pinchando en la miniatura de la derecha), es aún característicamente románico, y no debe tildarse de “Pantocrátor”, como citan algunos, ya que sostiene un cayado, y no los Evangelios.

Si alzamos la vista, vemos la imagen primitiva, en piedra, de N.ª Sra. de la Atalaya, policromada como debió estarlo el retablo y el resto de las imágenes primitivas.

Así ocurre con la imagen, donada por D.ª Inés de Moscoso**, de Santa Inés Martir, patrona de las adolescentes, condenada por Diocleciano a vivir desnuda en un prostíbulo por rechazar al hijo del prefecto de Roma. Sin embargo, su pelo creció lo suficiente como para tapar esa desnudez y salvar así su virginidad, ya que el único varón que intentó desvirgarla, se volvió ciego, pero Inés rezó por él, y le curó, por cuanto, si quienes me leen -que serán pocos y espero que benévolos- me lo permiten, en mi opinión, Santa Inés ¡¡debería ser la patrona de los violadores!! y no, como se pretende,… ¡de las adolescentes! (y mejor, me callo otros comentarios que, en los tiempos que corren, seguro que serían mal interpretados).

Idénticos restos de la policromía original aparecen en la pila bautismal.

El conjunto, está formado por la capilla original o presbiterio, cubierto por una bóveda gótica, y comunicada con la nave mediante un arco gótico, soportado por semicolumnas pareadas donde descubriremos dos escudos: uno con seis roeles (de los Castro) y otro con dos calderos (de los Lara), lo que nos evoca a la probable fundadora: Doña Juana Castro Lara y Guzmán*, hija del Señor de Castroverde Alonso Castro y de Doña María Ramírez de Guzmán. Y al pié del Altar Mayor, en el suelo, observaremos una corona, símbolo de los Moscoso, uno de los cuatro linajes más antíguos de Galicia, de origen godo, como demuestra con su nombre Ataúlfo de Moscoso, que dirigía allá por el año 618 el ejército que entonces invadió España. Hay tres mujeres ‘Moscoso’ (apellido de los Condes de Altamira) muy relacionadas con la historia de Laxe (Lage, Laje):

* Doña Juana Castro Lara y Guzmán, casó con Don Rodrigo de Moscoso y Limia ( VI.º Señor de Altamira), fue Señor de Moscoso, Altamira, Ulloa y Monterrey, y tuvieron 4 hijos:

1.- Bernal Yáñez de Moscoso y Castro, VII.º Señor de Altamira

2.- Alvaro Pérez de Moscoso y Castro, VIII.º Señor de Altamira

3.- Inés de Moscoso y Castro**, IX.ª Señora de Altamira

4.- Urraca de Moscoso y Castro***, X.ª Señora de Altamira

** Doña Inés de Moscoso y Castro, Señora de las Casas de Moscoso, Altamira, Ulloa y Monterrey, IXª titular del linaje de Altamira (Señores de Altamira), casó con Vasco Sánchez de Ulloa, y tuvieron un hijo, Lope Sánchez de Moscoso y Ulloa ¿Primer Conde de Altamira?, que vivió durante los reinados de Juan II (1405-1454, padre de Isabel la Católica) y Enrique IV (1425-1474, hermano de Isabel la Católica). Hay tratadistas que consideran a este Lope Sánchez de Moscoso y Ulloa como primer ‘Conde de Altamira’, nombrado, bien por Juan II, bien por Enrique IV (este, el más probable para casi todos los tratadistas modernos, que sitúan el nombramiento el 13 de Marzo de 1455), aunque, Vilar y Pascual dice lo creó el Rey Católico don Fernando I, el 4 de Mayo de 1475, e incluso hay autores que dicen que el título fue concedido a sus padres, Doña Ines de Moscoso y Castro y Don Vasco Sánchez de Ulloa. En todo caso, Doña Inés fue la hermana mayor de Doña Urraca de Moscoso y Castro (aprox. 1450-1520)***, XIª Señora de Altamira, puesto que Don Lope Sánchez de Moscoso y Ulloa no tuvo hijos de su matrimonio con Doña Aldonza de Mendoza, hermana de Lope de Mendoza, Arzobispo de Santiago.

***Doña Urraca de Moscoso y Castro(XI.ª del linaje Altamira, II Condesa de Altamira) casó dos veces: la primera, con Lope Pérez de Mendoza, Señor del Castillo de Mesía, muerto sin sucesión en 1467, y la

Sepulcro de Pedro Froilaz en Santiago
PINCHE AQUÍ-CLICK HERE

Posible Escudo del Conde de Trava

segunda, con Pedro Alvarez Osorio, Conde de Trastámara (hijo de Pedro Alvarez Osorio, primer Conde de Trastamara, Duque de Aguiar, Señor de Villalobos y Alférez Mayor del Rey, y de dona Isabel de Rojas), por cuanto con Doña Urraca de Moscoso se produce un telúrico reencuentro entre la Villa de Laxe (Lage, Laje) y los Trastámara, linaje de ambos Reyes Católicos, y que procede de Don Pedro Froylaz, Conde de Trava (Laje, España, circa 1075-1128) cuyo solar original debió ser el fértil Valle de Trava (hoy, Traba), en el hoy Concello de Laxe (Laje-Lage).

Doña Urraca de Moscoso y su marido, Don Pedro Alvarez Osorio mandaron construir ‘La Casa del Arco’, más que como residencia propia (para eso, disponían del Castillo de Vimianzo), como ‘Hospital’ que acogiera a los peregrinos irlandeses, ingleses y franceses que llegaban a Laxe por mar.

Comments are closed.